Nuevo

El Gran Compromiso, ¿hay un análisis sobre el resultado?

El Gran Compromiso, ¿hay un análisis sobre el resultado?

Estoy investigando sobre el Gran Compromiso y cómo se originó a partir del Plan de Virginia y Nueva Jersey. ¿Ha habido algún análisis de qué lado obtuvo la mejor parte del compromiso? (Los estados más grandes o los estados más pequeños).


Probablemente a poca gente le sorprenda verme decir que gran parte de la historia de los Estados Unidos que se enseña a los estudiantes estadounidenses en la escuela primaria es falsa.

Sin embargo, lo que puede sorprender a algunos aquí es que la historia de que El Gran Compromiso es una batalla entre estados pequeños y grandes puede ser una de esas cosas.

Sin embargo, esto no es nada difícil de verificar. Debido a todas las cartas que los delegados enviaron a casa durante las deliberaciones, hay mucha información sobre todas las deliberaciones de la Convención Constitucional. Max Farrand fue lo suficientemente amable como para compilar gran parte en un solo documento para nosotros.

Así es como el padre fundador James Madison describió el debate, según The Records:

los Estados se dividieron en intereses diferentes no por su diferencia de tamaño, sino por otras circunstancias; la mayor parte de las cuales resultó en parte del clima, pero principalmente de tener o no esclavos. Estas dos causas concurrieron en la formación de la gran división de intereses en los Estados Unidos. No se encontraba entre los Estados grandes y pequeños: estaba entre el norte y el sur.

De hecho, Pensilvania, votando con los "estados pequeños", fue superada sólo por Virginia en tamaño.

"¿Por qué fue un problema de esclavos / libres?", Puede preguntar. Bueno, Paul Finkelman argumenta que se trataba de asegurar que la nueva entidad legislativa nunca pudiera llegar a ser tan dominada por los norteños que la esclavitud en el sur estaría en peligro. Un punto que él hace es que el compromiso de 3/5 ya se había decidido (asegurando más peso al voto de un hombre del Sur que al del Norte). Los sureños pensaban que sus estados podían crecer más rápidamente en población que el norte (e incluso si no lo hicieran, hasta al menos 1809 podrían importar la diferencia en esclavos, si así lo deseaban).


Ahora puede estar preguntando: "Está bien, tal vez no fue sobre grande versus pequeño, pero aún así, ¿cuál era el efecto sobre la representación de los estados pequeños frente a los grandes?

En realidad, esa pregunta es un poco difícil de responder. En el Senado, obviamente, es un gran problema, ya que mi propio Oklahoma tiene la misma voz que California, a pesar de que tenemos una décima parte de su población y menos gente que Los Ángeles.

Al votar para presidente, podría argumentar que el voto presidencial de un floridano vale solo la mitad de lo que vale un montañés. Sin embargo, eso ignora el hecho de que Florida es un gran premio electoral dividido equitativamente entre los dos partidos, mientras que Montana solo vale 3 votos y está dominado por un partido. Por lo tanto, los políticos le prestan al gran estado de Florida mucha más atención durante y entre las elecciones de lo que le dan al pequeño Montana.


La historia del compromiso de los tres quintos

El compromiso de las tres quintas partes fue un acuerdo alcanzado por los delegados estatales en la Convención Constitucional de 1787. Según el compromiso, cada estadounidense esclavizado sería contado como tres quintas partes de una persona a efectos fiscales y de representación. Este acuerdo dio a los estados del sur más poder electoral del que hubieran tenido si la población esclavizada hubiera sido ignorada por completo.

Conclusiones clave: el compromiso de las tres quintas partes

  • El compromiso de las tres quintas partes fue un acuerdo, hecho en la Convención Constitucional de 1787, que permitió a los estados del sur contar una parte de su población esclavizada para propósitos de impuestos y representación.
  • El acuerdo permitió que se extendiera la esclavitud de los negros y desempeñó un papel en la expulsión forzosa de los pueblos indígenas de sus tierras.
  • Las enmiendas decimotercera y decimocuarta derogaron efectivamente el compromiso de las tres quintas partes.

¿Qué implicó el gran compromiso?

Antes de la Convención Constitucional de 1787, los estados más grandes como Virginia favorecían la representación del Congreso basada en la población de un estado. Por otro lado, los estados más pequeños querían una representación equitativa. Edmund Randolph y James Madison propusieron el Plan de Virginia el 29 de mayo de 1787. Este plan describía que el gobierno debería estar formado por tres ramas: la legislatura, la ejecutiva y la judicial. Las tres ramas servirían a una legislatura de dos viviendas. La población elegiría a los miembros de la cámara baja y ellos, a su vez, elegirían representantes en la cámara alta. En otras palabras, ambas casas incluyeron una representación proporcional de la población. Madison también propuso que el Congreso obtenga un veto para todas las leyes estatales. El Plan de Nueva Jersey, presentado el 15 de junio de 1787 por William Patterson, pedía una representación equitativa de cada estado como estaba en el sistema de Artículos de la Confederación, pero buscaba aumentar el poder del Congreso. Pidió una legislatura de una sola cámara, representación equitativa de cada estado y elecciones populares. Patterson también propuso una Corte Suprema vitalicia nombrada por funcionarios ejecutivos. Se enfocó en la probabilidad de que el gobierno nacional viole la soberanía de los estados. En este punto, los representantes de los estados menos poblados temían que el acuerdo daría como resultado que los estados más grandes ahogaran las voces y los intereses dejándolos inútiles en la escala nacional. Madison, por otro lado, argumentó que los estados más importantes eran muy diferentes entre sí. Hamilton señaló que cada estado era una entidad artificial formada por individuos. Por lo tanto, acusó a los estados más pequeños de tener hambre de poder.

Como tal, las dos partes rechazaron los planes de la otra. Los desacuerdos exigían una reflexión que condujera a una negociación sobre cómo determinar el futuro del gobierno de Estados Unidos. Roger Sherman, un delegado de Connecticut sugirió un plan que finalmente resultó como el Gran Compromiso. Su plan incluía una forma de gobierno de dos legislaturas en los Estados Unidos, el Senado y la Cámara de Representantes. Por cada 300.000 ciudadanos, un estado recibió un miembro para servir en la Cámara de Representantes y dos senadores. El 16 de julio de 1787, a pesar de los esfuerzos de Benjamin Franklin para bloquear la igualdad de derechos de voto de los estados más pequeños, la propuesta pasó a pesar de que sólo por un voto. Así se conjuró el nombre de compromiso, que allanó el camino para la aprobación final constitucional y se convirtió en un importante trampolín en la creación y el desarrollo de los Estados Unidos.

Al decidir sobre el tema de la representación, el debate se centró en los esclavos existentes en la población de un estado y que llevó a la formación del Compromiso de las Tres Quintas. Según este acuerdo, cada estado tenía que contar tres quintas partes de sus esclavos en su población total. Antes de este acuerdo, los estados esclavistas pedían un aumento en su representación en el Congreso contando a todos los esclavos como parte de la comunidad. Por otro lado, los opositores argumentaron que, dado que los esclavos no eran ciudadanos, no tenían derechos. No era necesario contarlos en el contexto de la población.


& # 039 El Gran Compromiso & # 039 - Redacción de la Constitución Estadounidense, 1787

Jack N. Rakove cuenta cómo 'el milagro en Filadelfia' fue una amalgama de altos principios y tratos clandestinos, para brindar protección a los estados más pequeños.

En 1878, cuando la Constitución de los Estados Unidos tenía menos de un siglo, un inspirado William Gladstone la describió como "la obra más maravillosa jamás realizada en un momento dado por la mano y el propósito del hombre". Los estadounidenses agradecidos que aún disfrutan de la aprobación de sus antiguos compatriotas lo han estado citando desde entonces. Pero el atractivo del aforismo de Gladstone se basa en una base más profunda: en la convicción de que "el milagro de Filadelfia" fue solo eso. Esta imagen de la Convención Federal de 1787 es tan venerable como la propia Constitución. 'La verdadera maravilla', observó James Madison:

Para continuar leyendo este artículo, deberá adquirir el acceso al archivo en línea.

Si ya ha comprado el acceso o es un suscriptor del archivo de impresión y amplificación, asegúrese de estar conectado.


Compromiso de Connecticut

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Compromiso de Connecticut, también conocido como Gran compromiso, en la historia de Estados Unidos, el compromiso ofrecido por los delegados de Connecticut Roger Sherman y Oliver Ellsworth durante la redacción de la Constitución de los Estados Unidos en la convención de 1787 para resolver la disputa entre estados pequeños y grandes sobre la representación en el nuevo gobierno federal. El compromiso preveía una legislatura federal bicameral que utilizaba un sistema dual de representación: la cámara alta tendría la misma representación de cada estado, mientras que la cámara baja tendría una representación proporcional basada en la población de un estado.

En 1787, la convención se reunió en la Casa del Estado de Pensilvania en Filadelfia, aparentemente para enmendar los Artículos de la Confederación (la primera constitución de los Estados Unidos, 1781-1789). Sin embargo, se descartó la idea de modificar los artículos y la asamblea se dispuso a elaborar un nuevo esquema de gobierno. Un área de desacuerdo entre los delegados de los estados pequeños y los de los estados grandes fue la distribución de la representación en el gobierno federal. Edmund Randolph ofreció un plan conocido como Virginia, o plan de estado grande, que preveía una legislatura bicameral con representación de cada estado en función de su población o riqueza. William Paterson propuso el plan de Nueva Jersey, o estado pequeño, que preveía una representación equitativa en el Congreso. Ni los estados grandes ni los pequeños cederían. Ellsworth y Sherman, entre otros, propusieron una legislatura bicameral con representación proporcional en la cámara baja (la Cámara de Representantes) y representación equitativa de los estados en la cámara alta (el Senado). Todas las medidas de ingresos se originarían en la cámara baja. Ese compromiso fue aprobado el 16 de julio de 1787.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy McKenna, editora principal.


El compromiso de 1790

Hamilton, Alexander. Pintura de John Trumbull (copia). (Actas de Comisiones del Poder Legislativo, Archivo Nacional)

El 20 de junio de 1790, cuando el Congreso se reunía temporalmente en la ciudad de Nueva York, el Secretario de Estado Thomas Jefferson ofreció una cena. Estuvieron presentes el secretario del Tesoro, Alexander Hamilton, y el representante de Virginia James Madison.

Tenga en cuenta que estos hombres estaban en extremos opuestos del espectro político. Hamilton, un federalista, quería que el gobierno federal tuviera la mayor parte del poder político y económico Madison y Jefferson, los republicanos, querían que ese poder permaneciera en los estados.

No obstante, los tres hombres se reunieron para discutir un estancamiento prolongado en el Congreso, y esta reunión fue un punto de inflexión fundamental en lo que se conoce como el "Compromiso de 1790".

En enero de 1790, Hamilton había presentado su "Primer informe sobre crédito público" al Congreso. Uno de los temas más polémicos del informe fue la recomendación de Hamilton de que el Gobierno Federal asumiera las deudas sustanciales de la Guerra Revolucionaria de los estados.

James Madison. (Identificador de Archivos Nacionales 532836)

Hamilton creía que esto era necesario para establecer el crédito de Estados Unidos y promover la inversión. Además, la deuda estaba en manos de un pequeño número de ciudadanos ricos. Hamilton sabía que estos hombres estarían muy interesados ​​en el éxito de un país que les debía dinero.

La cuestión de la suposición se había debatido en el Congreso durante meses. Los miembros del norte lo apoyaron porque sus deudas estaban en gran parte impagas, pero los miembros del sur, incluido Madison, se opusieron porque los estados del sur habían pagado una parte significativa de su deuda.

Al mismo tiempo, el Congreso había estado paralizado sobre la ubicación de la capital permanente. Aunque la Constitución ordenaba una sede del Gobierno Federal, no había especificado una ubicación exacta. El Congreso, en el transcurso de su primer año, había considerado más de una docena de ubicaciones potenciales.

The Funding Act, 1790 (versión de proyecto de ley). (Registros del Senado de los EE. UU., Archivos Nacionales)

Cuando el senador Pierce Butler de Carolina del Sur presentó un nuevo proyecto de ley de residencia el 31 de mayo de 1790, dejó el lugar en blanco. El estancamiento continuó hasta junio, cuando el Senado no aprobó una moción para llenar el lugar con & # 8220 la orilla este del Patomack. & # 8221 Las mociones posteriores que designaban a Baltimore, MD y Wilmington, DE, también fallaron.

De ahí la reunión de la cena. La clave fue un trato en el que Madison acordó no bloquear la asunción de la deuda estatal y convencer a suficientes miembros del sur para que la apoyaran. A cambio, el Congreso aprobaría primero una legislación que ubicaría la ciudad capital en el Potomac, después de un traslado temporal de 10 años a Filadelfia.

Este puede ser uno de los primeros ejemplos de "cambio de registro" legislativo o negociación de votaciones en el Congreso. Aunque no hay duda de que esta reunión tuvo lugar, los historiadores se han mostrado escépticos sobre hasta qué punto tuvo sobre el eventual compromiso.

No obstante, el Congreso aprobó la Ley de Residencia en julio, estableciendo la capital permanente en lo que se convertiría en Washington, DC. Y al mes siguiente, el Congreso aprobó la Ley de Financiamiento, que incluía la asunción de la deuda de los estados.

La Ley de Residencia, introducida el 31 de mayo de 1790 (versión del proyecto de ley). (Registros del Senado de los Estados Unidos, Archivos Nacionales)


Contenido

Los políticos a nivel federal y estatal intentaron romper el estancamiento legislativo mediante negociaciones no oficiales. Se llevaron a cabo una serie de reuniones clandestinas y cenas políticas en la ciudad de Nueva York, que entonces servía como capital temporal de la nación, en el verano de 1790. [2]

El "trato de la mesa de la cena" [3] [4] fue un episodio fundamental en las etapas finales de estos esfuerzos de compromiso. Según un relato del exsecretario de Estado Thomas Jefferson, dos años después del evento, la "cena" [5] fue una reunión privada entre el secretario del Tesoro, Alexander Hamilton, y el miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, James Madison. [3] Poco después de que el Proyecto de Ley de la Asunción fracasara por segunda vez en junio en la Cámara, Hamilton, desesperado de que su plan financiero se hundiera, apeló al recién nombrado Jefferson para que aplicara su influencia en el asunto. [5] [6] Según el relato de Jefferson, organizó la cena para los dos funcionarios en su residencia en la ciudad de Nueva York el 20 de junio de 1790 o alrededor de esa fecha. La reunión produjo un acuerdo político sobre la crisis de la "asunción" y la "residencia". .

Jefferson describió el encuentro entre los hombres en su alojamiento en la ciudad de Nueva York:

"Terminó con la aquiescencia del Sr. Madison en una proposición de que la cuestión [es decir, la asunción de deudas estatales] debería presentarse nuevamente ante la cámara mediante una enmienda del Senado, que no votaría a favor ni retiraría por completo su oposición , sin embargo, no sería extenuante, sino que lo dejaría a su suerte. Se observó, olvido cuál de ellos, que como la píldora sería amarga para los estados del sur, se debería hacer algo para calmarlos y eliminarlos. de la sede del gobierno para el [Potomac] era una medida justa, y probablemente sería una medida popular entre ellos, y sería una medida adecuada para seguir la suposición ". [7]

La disposición clave del Primer Informe del Secretario Hamilton sobre el Crédito Público obtuvo la aprobación con la aprobación de la Ley de Asunción, que estableció las bases para el crédito público. [8] La Ley de Residencia dio como resultado que la capital estadounidense permanente se ubicara en los estados agrarios de Maryland y Virginia, el centro demográfico del país en ese momento, [9] en lugar de un centro metropolitano y financiero como la ciudad de Nueva York o Filadelfia. [8] [10] Jefferson y Madison aseguraron un lucrativo ajuste de deuda para su estado de Virginia de Hamilton, como parte del trato. [11] [12]

El historiador Max M. Edling explicó cómo funcionaba la suposición. Era el tema crítico que la ubicación de la capital era una táctica de negociación. Hamilton propuso que el Tesoro federal se hiciera cargo y pagara la deuda que los estados habían contraído para pagar la Guerra Revolucionaria Estadounidense. El Tesoro emitiría bonos que comprarían los ricos, dando así a los ricos una participación tangible en el éxito del gobierno nacional. Hamilton propuso liquidar los nuevos bonos con los ingresos de un nuevo arancel a las importaciones. Jefferson aprobó originalmente el plan, pero Madison le dio la vuelta argumentando que el control federal de la deuda consolidaría demasiado poder en el gobierno nacional.

Edling señaló que después de su aprobación en 1790, la suposición fue aceptada. Madison trató de pagar a los especuladores por debajo del 100%, pero se les pagó el valor nominal de las deudas estatales que tenían, independientemente de lo poco que hubieran pagado por ellas. Cuando Jefferson se convirtió en presidente, continuó con el sistema. El crédito de los EE. UU. Se estableció sólidamente en el país y en el extranjero, y Hamilton logró inscribir a muchos de los tenedores de bonos en su nuevo Partido Federalista. Un buen crédito permitió al secretario del Tesoro de Jefferson, Albert Gallatin, pedir prestado en Europa para financiar la Compra de Luisiana en 1803, así como pedir prestado para financiar la Guerra de 1812. [13]

El compromiso se dramatiza en el musical Hamilton de Lin-Manuel Miranda en la canción "The Room Where It Happens", que cuenta la historia desde la perspectiva de Aaron Burr. [14]


3. Análisis e interpretación históricos

Uno de los problemas más comunes para ayudar a los estudiantes a convertirse en lectores reflexivos de la narrativa histórica es la compulsión que sienten los estudiantes de encontrar la única respuesta correcta, el único hecho esencial, la única interpretación autorizada. & # 8220¿Estoy en el camino correcto? & # 8221 & # 8220 ¿Es esto lo que quieres? & # 8221 preguntan. O, peor aún, se apresuran a cerrar, informando como verdades evidentes los hechos o conclusiones presentados en el documento o texto.

Estos problemas están profundamente arraigados en las formas convencionales en que los libros de texto han presentado la historia: una sucesión de hechos que marchan directamente hacia un resultado establecido. Para superar estos problemas se requiere el uso de más de una fuente: de libros de historia distintos de los libros de texto y de una rica variedad de documentos y artefactos históricos que presentan voces, relatos e interpretaciones o perspectivas alternativas sobre el pasado.

Los estudiantes deben darse cuenta de que los historiadores pueden diferir en los hechos que incorporan en el desarrollo de sus narrativas y también estar en desacuerdo sobre cómo deben interpretarse esos hechos. Por lo tanto, & # 8220history & # 8221 generalmente se entiende como lo que sucedió en el pasado, pero la historia escrita es un diálogo entre historiadores, no solo sobre lo que sucedió, sino también sobre por qué y cómo se desarrollaron los eventos. El estudio de la historia no es solo recordar respuestas. Requiere seguir y evaluar argumentos y llegar a conclusiones utilizables, incluso tentativas, basadas en la evidencia disponible.

Para participar en análisis e interpretación histórica los estudiantes deben aprovechar sus habilidades decomprensión histórica. De hecho, no existe una línea definida que separe las dos categorías. Algunas de las habilidades involucradas en la comprensión se superponen con las habilidades involucradas en el análisis y son esenciales para este. Por ejemplo, identificar al autor o la fuente de un documento histórico o narrativa y evaluar su credibilidad (comprensión) es un requisito previo para comparar narrativas históricas en competencia (análisis). El análisis se basa en las habilidades de comprensión y obliga al estudiante a evaluar la evidencia sobre la que se ha basado el historiador y determinar la solidez de las interpretaciones creadas a partir de esa evidencia. No hace falta decir que al adquirir estas habilidades analíticas, los estudiantes deben desarrollar la capacidad de diferenciar entre expresiones de opinión, sin importar cuán apasionadamente se expresen, e hipótesis fundamentadas en evidencia histórica.

Una narrativa histórica bien escrita tiene el poder de promover a los estudiantes & # 8217 el análisis de la causalidad histórica & # 8211 de cómo se produce el cambio en la sociedad, de cómo importan las intenciones humanas y de cómo los fines se ven influidos por los medios para llevarlos a cabo, en lo que se ha llamado el maraña de procesos y resultados. Pocos desafíos pueden ser más fascinantes para los estudiantes que desentrañar las a menudo dramáticas complicaciones de la causa. Y nada es más peligroso que una simple explicación monocausal de experiencias pasadas y problemas presentes.

Finalmente, las narrativas históricas bien escritas también pueden alertar a los estudiantes sobre las trampas de linealidad e inevitabilidad. Los estudiantes deben comprender la relevancia del pasado para su propia época, pero también deben evitar la trampa de la linealidad, de trazar líneas rectas entre el pasado y el presente, como si los movimientos anteriores estuvieran siendo impulsados ​​teleológicamente hacia algún encuentro con el destino a fines del siglo XX. siglo.

Una trampa relacionada es la de pensar que los acontecimientos se han desarrollado inevitablemente & # 8211 que la forma en que las cosas son, es como tenían que ser y, por tanto, que los individuos carecen de libre albedrío y de la capacidad de tomar decisiones. A menos que los estudiantes puedan concebir que la historia podría haber resultado diferente, pueden aceptar inconscientemente la noción de que el futuro también es inevitable o predeterminado, y que la agencia humana y la acción individual no cuentan para nada. Es más probable que ninguna actitud alimente la apatía cívica, el cinismo y la resignación, precisamente lo que esperamos que el estudio de la historia rechace. Ya sea al tratar con la narrativa principal o con un tema en profundidad, siempre debemos intentar, en palabras de un historiador, & # 8220 restaurar al pasado las opciones que alguna vez tuvo & # 8221.

ESTÁNDAR DE PENSAMIENTO HISTÓRICO 3

El estudiante se involucra en el análisis y la interpretación históricos:


Contenido

La República de Texas se independizó de México después de la Revolución de Texas de 1836 y, en parte porque Texas había sido colonizada por un gran número de estadounidenses, había un fuerte sentimiento tanto en Texas como en los Estados Unidos por la anexión de Texas por parte de Estados Unidos. Estados. [2] En diciembre de 1845, el presidente James K. Polk firmó una resolución para anexar Texas, y Texas se convirtió en el 28º estado de la unión. [3] Polk buscó una mayor expansión a través de la adquisición de la provincia mexicana de Alta California, que representaba nuevas tierras para colonizar, así como una posible puerta de entrada al comercio en Asia. [4] Su administración intentó comprar California a México, [5] pero la anexión de Texas avivó las tensiones entre México y Estados Unidos. [6] Las relaciones entre los dos países se complicaron aún más por el reclamo de Texas de todas las tierras al norte del Río Grande. México argumentó que el río Nueces más al norte era la frontera con Texas. [7]

En marzo de 1846, estalló una escaramuza en el lado norte del Río Grande, que terminó con la muerte o captura de decenas de soldados estadounidenses. [8] Poco tiempo después, Estados Unidos declaró la guerra a México, comenzando la Guerra México-Estadounidense. [9] En agosto de 1846, Polk solicitó al Congreso una asignación que esperaba utilizar como pago inicial para la compra de California en un tratado con México, lo que provocó un debate sobre el estado de los territorios futuros. [10] Un congresista demócrata de primer año, David Wilmot de Pensilvania, ofreció una enmienda conocida como Wilmot Proviso que prohibiría la esclavitud en las tierras recién adquiridas. [11] El Wilmot Proviso fue derrotado en el Senado, pero inyectó el debate sobre la esclavitud en la política nacional. [12]

En septiembre de 1847, un ejército estadounidense al mando del general Winfield Scott capturó la capital mexicana en la Batalla por la Ciudad de México. [13] Varios meses después, los negociadores mexicanos y estadounidenses acordaron el Tratado de Guadalupe Hidalgo, en virtud del cual México acordó reconocer al Río Bravo como la frontera sur de Texas y ceder Alta California y Nuevo México. [14] El Compromiso de Missouri resolvió la cuestión del alcance geográfico de la esclavitud dentro de los territorios de Compra de Luisiana al prohibir la esclavitud en los estados al norte de los 36 ° 30 ′ de latitud, y Polk buscó extender esta línea al territorio recién adquirido. [15] Sin embargo, la cuestión divisoria de la esclavitud bloqueó cualquier legislación de este tipo. Cuando su mandato llegó a su fin, Polk firmó el único proyecto de ley territorial aprobado por el Congreso, que estableció el Territorio de Oregón y prohibió la esclavitud en él. [16] Polk se negó a buscar la reelección en las elecciones presidenciales de 1848, [17] y la elección de 1848 fue ganada por el boleto Whig de Zachary Taylor y Millard Fillmore. [18]

El Compromiso de 1850 abordó tres tipos principales de cuestiones: una variedad de cuestiones de límites, la situación de los territorios y la cuestión de la esclavitud. Si bien es posible realizar una distinción analítica, las cuestiones de fronteras y territorios se incluyeron en la cuestión general de la esclavitud. Los intereses a favor de la esclavitud y en contra de la esclavitud estaban preocupados tanto por la cantidad de tierra en la que se permitía la esclavitud como por el número de Estados en los campos de esclavos o libres. Dado que Texas era un estado esclavista, no solo los residentes de ese estado sino también ambos campamentos a escala nacional tenían interés en el tamaño de Texas.

Texas Editar

La República independiente de Texas ganó la decisiva Batalla de San Jacinto (21 de abril de 1836) contra México y capturó al presidente mexicano Antonio López de Santa Anna. Firmó los Tratados de Velasco, que reconocían al Río Bravo como el límite de la República de Texas. Los tratados fueron luego repudiados por el gobierno de México, que insistió en que México seguía siendo soberano sobre Texas desde que Santa Anna había firmado el tratado bajo coerción, y prometió reclamar los territorios perdidos. En la medida en que hubo un de facto Reconocimiento, México trató al río Nueces como su control fronterizo norte. Entre los dos ríos se extendía una vasta área en gran parte sin colonizar. Ni México ni la República de Texas tenían la fuerza militar para hacer valer su reclamo territorial. El 29 de diciembre de 1845, la República de Texas se anexó a los Estados Unidos y se convirtió en el estado número 28. Texas estaba firmemente comprometido con la esclavitud, y su constitución hacía ilegal que la legislatura liberara esclavos.

El Tratado de Guadalupe Hidalgo no mencionó los reclamos de la República de Texas. México simplemente acordó una frontera entre México y Estados Unidos al sur tanto de la "Cesión Mexicana" como de los reclamos de la República de Texas. [19] Después del final de la guerra entre México y Estados Unidos, Texas continuó reclamando una gran extensión de tierra en disputa que nunca había controlado de manera efectiva en el actual este de Nuevo México. Nuevo México había prohibido durante mucho tiempo la esclavitud, un hecho que afectó el debate sobre su estatus territorial, pero muchos líderes de Nuevo México se opusieron a unirse a Texas principalmente porque la capital de Texas estaba a cientos de millas de distancia [20] y porque Texas y Nuevo México tenían un historial de conflictos de citas. de regreso a la Expedición Santa Fe de 1841. [21] Fuera de Texas, muchos líderes del sur apoyaron los reclamos de Texas sobre Nuevo México para asegurar la mayor cantidad de territorio posible para la expansión de la esclavitud. [22]

Otro tema que afectaría el compromiso fue la deuda de Texas que tenía aproximadamente $ 10 millones en deuda que le sobraron de su época como nación independiente, y esa deuda se convertiría en un factor en los debates sobre los territorios. [23]

California Editar

California fue parte de la Cesión Mexicana. Después de la Guerra Mexicana, California estuvo esencialmente dirigida por gobernadores militares. El presidente James K. Polk intentó que el Congreso estableciera oficialmente un gobierno territorial en California, pero los debates cada vez más seccionales lo impidieron. [24] El sur quería extender el territorio de esclavos al sur de California y la costa del Pacífico, pero el norte no lo hizo.

Desde finales de 1848, los estadounidenses y extranjeros de muchos países diferentes se apresuraron a California para la fiebre del oro de California, aumentando rápidamente la población. En respuesta a la creciente demanda de un gobierno mejor y más representativo, se celebró una Convención Constitucional en 1849. Los delegados prohibieron por unanimidad la esclavitud. No tenían ningún interés en extender la Línea de Compromiso de Missouri a través de California y dividir el estado, la mitad sur poco poblada nunca tuvo esclavitud y era fuertemente hispana. [25]

Otros problemas Editar

Aparte de la disposición de los territorios, otras cuestiones habían cobrado importancia durante los años de Taylor. [26] La trata de esclavos en Washington, D.C. enfureció a muchos en el norte, quienes vieron la presencia de la esclavitud en la capital como una mancha en la nación. Las disputas en torno a los esclavos fugitivos habían aumentado desde 1830, en parte debido a la mejora de los medios de transporte, ya que los esclavos fugitivos usaban carreteras, ferrocarriles y barcos para escapar. La Ley de esclavos fugitivos de 1793 había otorgado jurisdicción a todos los jueces estatales y federales sobre casos relacionados con esclavos fugitivos, pero varios estados del norte, descontentos por la falta del debido proceso en estos casos, habían aprobado leyes de libertad personal que dificultaban la devolución de los presuntos esclavos. esclavos fugitivos al sur. [27] El Congreso también enfrentó el tema de Utah, que al igual que California y Nuevo México, había sido cedido por México. Utah estaba habitada principalmente por mormones, cuya práctica de la poligamia era impopular en los Estados Unidos. [28]

Taylor asume el cargo Editar

Cuando Taylor asumió el cargo, el tema de la esclavitud en la Cesión Mexicana seguía sin resolverse. Si bien era un propietario de esclavos del sur, Taylor creía que la esclavitud era económicamente inviable en la Cesión mexicana y, como tal, se opuso a la esclavitud en esos territorios como una fuente innecesaria de controversia. [29] En opinión de Taylor, la mejor manera de avanzar era admitir a California como un estado en lugar de un territorio federal, ya que dejaría la cuestión de la esclavitud fuera de las manos del Congreso. El momento para la estadidad estaba a favor de Taylor, ya que la Fiebre del Oro estaba en marcha en el momento de su investidura y la población de California estaba explotando. [30] En octubre de 1849, una convención constitucional de California acordó unánimemente unirse a la Unión y prohibir la esclavitud dentro de sus fronteras. [31] En su informe del Estado de la Unión de diciembre de 1849, Taylor respaldó las solicitudes de California y Nuevo México para la estadidad y recomendó que el Congreso las aprobara tal como están escritas y "debería abstenerse de la introducción de esos emocionantes temas de carácter seccional". [32]

Clay propone un compromiso Editar

El 29 de enero de 1850, el senador Henry Clay presentó un plan que combinaba los principales temas en discusión. Su paquete legislativo incluía la admisión de California como un estado libre, la cesión por parte de Texas de algunos de sus reclamos territoriales del norte y oeste a cambio del alivio de la deuda, el establecimiento de territorios de Nuevo México y Utah, una prohibición de la importación de esclavos al país. Distrito de Columbia a la venta, y una ley de esclavos fugitivos más estricta. [33] Clay originalmente había estado a favor de votar en cada una de sus propuestas por separado, pero el senador Henry S. Foote de Mississippi lo convenció de combinar las propuestas con respecto a la admisión de California y la disposición de las fronteras de Texas en un solo proyecto de ley. [34] Clay esperaba que esta combinación de medidas convenciera a los congresistas tanto del Norte como del Sur para que apoyaran el paquete general de leyes incluso si objetaban disposiciones específicas. [35] La propuesta de Clay atrajo el apoyo de algunos demócratas del norte y whigs del sur, pero careció del respaldo necesario para ganar la aprobación, y el debate sobre el proyecto de ley continuó. [35]

Oposición Editar

El presidente Taylor se opuso al compromiso y continuó pidiendo la estadidad inmediata tanto para California como para Nuevo México. [35] El senador John C. Calhoun y algunos otros líderes del Sur argumentaron que el compromiso estaba sesgado contra el Sur porque conduciría a la creación de nuevos estados libres. [36] La mayoría de los whigs del norte, liderados por William Henry Seward, quien pronunció su famoso discurso sobre la "Ley Superior" durante la controversia, también se opusieron al Compromiso porque aplicaría el Wilmot Proviso a los territorios occidentales y debido a la presión de los ciudadanos comunes. en servicio en patrullas de caza de esclavos. Esa disposición fue insertada por el senador demócrata de Virginia James M. Mason para atraer a los whigs del estado fronterizo, quienes enfrentaban el mayor peligro de perder esclavos como fugitivos, pero eran tibios en asuntos generales relacionados con el sur en los reclamos de tierras de Texas. [37]

Debate y resultados Editar

El 17 de abril, un "Comité de los Trece" acordó la frontera de Texas como parte del plan de Clay. Posteriormente se cambiaron las dimensiones. Ese mismo día, durante los debates sobre las medidas en el Senado, el vicepresidente Fillmore y el senador Benton discutieron verbalmente, y Fillmore acusó a Missourian de que estaba "fuera de servicio". Durante los acalorados debates, el líder de piso de Compromiso Henry S. Foote de Mississippi apuntó con una pistola a Benton.

A principios de junio, nueve estados del sur esclavistas enviaron delegados a la Convención de Nashville para determinar su curso de acción si se aprobaba el compromiso. Mientras algunos delegados predicaban la secesión, los moderados gobernaron y propusieron una serie de compromisos, incluida la extensión de la línea divisoria designada por el Compromiso de Missouri de 1820 a la costa del Pacífico.

Taylor died in July 1850, and was succeeded by Vice President Fillmore, who had privately come to support Clay's proposal. [38] The various bills were initially combined into one "omnibus" bill. Despite Clay's efforts, it failed in a crucial vote on July 31, opposed by southern Democrats and by northern Whigs. He announced on the Senate floor the next day that he intended to pass each part of the bill. The 73-year-old Clay, however, was physically exhausted as the effects of tuberculosis, which would eventually kill him, began to take their toll. Clay left the Senate to recuperate in Newport, Rhode Island, and Senator Stephen A. Douglas took the lead in attempting to pass Clay's proposals through the Senate. [39]

Fillmore, anxious to find a quick solution to the conflict in Texas over the border with New Mexico, which threatened to become an armed conflict between Texas militia and the federal soldiers, reversed the administration's position late in July and threw its support to the compromise measures. [40] At the same time, Fillmore denied Texas's claims to New Mexico, asserting that the United States had promised to protect the territorial integrity of New Mexico in the Treaty of Guadalupe Hidalgo. [41] Fillmore's forceful response helped convince Texas's U.S. Senators, Sam Houston and Thomas Jefferson Rusk, to support Stephen Douglas's compromise. With their support, a Senate bill providing for a final settlement of Texas's borders won passage days after Fillmore delivered his message. Under the terms of the bill, the U.S. would assume Texas's debts, while Texas's northern border was set at the 36° 30' parallel north (the Missouri Compromise line) and much of its western border followed the 103rd meridian. The bill attracted the support of a bipartisan coalition of Whigs and Democrats from both sections, though most opposition to the bill came from the South. [42] The Senate quickly moved onto the other major issues, passing bills that provided for the admission of California, the organization of New Mexico Territory, and the establishment of a new fugitive slave law. [43]

The debate then moved to the House of Representatives, where Fillmore, Senator Daniel Webster, Douglas, Congressman Linn Boyd, and Speaker of the House Howell Cobb took the lead in convincing members to support the compromise bills that had been passed in the Senate. [44] The Senate's proposed settlement of the Texas-New Mexico boundary faced intense opposition from many Southerners, as well as from some Northerners who believed that Texas did not deserve monetary compensation. After a series of close votes that nearly delayed consideration of the issue, the House voted to approve a Texas bill similar to that which had been passed by the Senate. [45] Following that vote, the House and the Senate quickly agreed on each of the major issues, including the banning of the slave trade in Washington. [46] The president quickly signed each bill into law save for the Fugitive Slave Act of 1850 he ultimately signed that law as well after Attorney General Crittenden assured him that the law was constitutional. [47] Though some in Texas still favored sending a military expedition into New Mexico, in November 1850 the state legislature voted to accept the compromise. [48]

Settlement of borders Edit

The general solution that was adopted by the Compromise of 1850 was to transfer a considerable part of the territory claimed by Texas state to the federal government to organize two new territories formally, the Territory of New Mexico and the Territory of Utah, which expressly would be allowed to locally determine whether they would become slave or free territories, to add another free state to the Union (California), to adopt a severe measure to recover slaves who had escaped to a free state or free territory (the Fugitive Slave Law) and to abolish the slave trade in the District of Columbia. A key provision of each of the laws respectively organizing the Territory of New Mexico and the Territory of Utah was that slavery would be decided by local option, called popular sovereignty. That was an important repudiation of the idea behind the failure to prohibit slavery in any territory acquired from Mexico. However, the admission of California as a free state meant that southerners were giving up their goal of a coast-to-coast belt of slave states. [49]

Texas was allowed to keep the following portions of the disputed land: south of the 32nd parallel and south of the 36°30' parallel north and east of the 103rd meridian west. The rest of the disputed land was transferred to the Federal Government. The United States Constitution (Article IV, Section 3) does not permit Congress unilaterally to reduce the territory of any state, so the first part of the Compromise of 1850 had to take the form of an offer to the Texas State Legislature, rather than a unilateral enactment. This ratified the bargain and, in due course, the transfer of a broad swath of land from the state of Texas to the federal government was accomplished. In return for giving up this land, the United States assumed the debts of Texas.

From the Mexican Cession, the New Mexico Territory received most of the present-day state of Arizona, most of the western part of the present-day state of New Mexico, and the southern tip of present-day Nevada (south of the 37th parallel). The territory also received most of present-day eastern New Mexico, a portion of present-day Colorado (east of the crest of the Rocky Mountains, west of the 103rd meridian, and south of the 38th parallel) all of this land had been claimed by Texas.

From the Mexican Cession, the Utah Territory received present-day Utah, most of present-day Nevada (everything north of the 37th parallel), a major part of present-day Colorado (everything west of the crest of the Rocky Mountains), and a small part of present-day Wyoming. That included the newly founded colony at Salt Lake, of Brigham Young. The Utah Territory also received some land that had been claimed by Texas this land is now part of present-day Colorado that is east of the crest of the Rocky Mountains.

Fugitive Slave Law Edit

One statute of the Compromise of 1850, enacted September 18, 1850, is informally known as the Fugitive Slave Law, or the Fugitive Slave Act. It bolstered the Fugitive Slave Act of 1793. The new version of the Fugitive Slave Law required federal judicial officials in all states and federal territories, including in those states and territories in which slavery was prohibited, to assist with the return of escaped slaves to their masters actively in the states and territories permitting slavery. Any federal marshal or other official who did not arrest an alleged runaway slave was liable to a fine of $1000. Law enforcement everywhere in the US had a duty to arrest anyone suspected of being a fugitive slave on no more evidence than a claimant's sworn testimony of ownership. Suspected slaves could neither ask for a jury trial nor testify on their own behalf. Also, any person aiding a runaway slave by providing food or shelter was to be subject to six months' imprisonment and a $1000 fine. Officers capturing a fugitive slave were entitled to a fee for their work.

In addition to federal officials, the ordinary citizens of free states could be summoned to join a posse and be required to assist in the capture, custody, and/or transportation of the alleged escaped slave.

The law was so rigorously pro-slavery as to prohibit the admission of the testimony of a person accused of being an escaped slave into evidence at the judicial hearing to determine the status of the accused escaped slave. Thus, if a freedman were claimed to be an escaped slave, they could not resist their return to slavery by truthfully telling their actual history.

The Fugitive Slave Act was essential to meet Southern demands. In terms of public opinion in the North, the critical provision was that ordinary citizens were required to aid slave catchers. Many northerners deeply resented that requirement to help slavery personally. Resentment towards the Act continued to heighten tensions between the North and South, which were inflamed further by abolitionists such as Harriet Beecher Stowe. Su libro, La cabaña del tío Tom, stressed the horrors of recapturing escaped slaves and outraged Southerners. [50]

End of slave trade in District of Columbia Edit

A statute enacted as part of the compromise prohibited the slave trade in Washington DC, but not slave ownership. [51] Southerners in Congress were unanimous in opposing that provision, which was seen as a concession to the abolitionists and a bad precedent, but they were outvoted. [52] However, Washington DC's residents could still easily buy and sell slaves in the nearby states of Virginia and Maryland.


Introducción

In an effort to preserve the balance of power in Congress between slave and free states, the Missouri Compromise was passed in 1820 admitting Missouri as a slave state and Maine as a free state. Furthermore, with the exception of Missouri, this law prohibited slavery in the Louisiana Territory north of the 36° 30´ latitude line. In 1854, the Missouri Compromise was repealed by the Kansas-Nebraska Act. Three years later the Missouri Compromise was declared unconstitutional by the Supreme Court in the Dred Scott decision, which ruled that Congress did not have the authority to prohibit slavery in the territories.


Ver el vídeo: The Book Club: The Federalist Papers by Alexander Hamilton and James Madison with Ben Shapiro (Enero 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos