Nuevo

Almirante Thomas Mathews (1676-1751)

Almirante Thomas Mathews (1676-1751)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Almirante Thomas Mathews, (1676-1751)

Almirante británico de padre galés de una familia Glamorgan establecida desde hace mucho tiempo y madre inglesa. Mathews ingresó en la marina en 1690 y ascendió a capitán de su propio barco en 1703. En 1722 había ascendido al mando de un escuadrón contra piratas en las Indias Orientales, pero en 1724 se retiró del servicio activo, a la edad de 48 años. En 1736 fue nombrado comisionado de la marina en Chatham, y en 1742 fue nombrado vicealmirante de la Roja. Su regreso al servicio activo durante la Guerra de Sucesión de Austria no fue un éxito. En 1742 fue plenipotenciario del rey de Cerdeña y los estados italianos, y cuando se retiró el almirante al mando en el Mediterráneo, Mathews, entonces de 66 años, fue nombrado comandante en jefe en el Mediterráneo con órdenes de impedir que los franceses y españoles las flotas salen de Toulon. Desafortunadamente, apenas se comunicaba con su segundo al mando, Richard Lestock. En 1744, la flota combinada partió de Toulon. Mathews, con una flota un poco más grande, los atrapó rápidamente, pero la batalla de Toulon (11 de febrero de 1744) que siguió fue un fracaso. Lestock se negó a obedecer las órdenes de Mathews, alegando no haberlas entendido, y los franceses y españoles pudieron escapar sin sufrir daños graves. Después de la batalla, Mathews renunció, pero la indignación pública llevó a un consejo de guerra, que duró desde 1745-7. Tanto Mathews como Lestock, junto con nueve de sus capitanes y cuatro tenientes estaban siendo juzgados. A pesar de ser el mayor culpable, Lestock fue absuelto honorablemente (aunque murió en 1746), mientras que Mathews fue destituido, aunque como ya había renunciado, esto tuvo poca importancia personal, y consideró que el resultado se debió a la facción parlamentaria más que a los hechos del caso.

¿Cómo puedes usar esta imagen?

Esta imagen se puede utilizar para fines de investigación no comercial o de estudio privado, y otras excepciones del Reino Unido a los derechos de autor permitidas a los usuarios con sede en el Reino Unido en virtud de la Ley de derechos de autor, diseños y patentes de 1988, enmendada y revisada. Cualquier otro tipo de uso deberá ser autorizado con los titulares de los derechos.

Revise las líneas de crédito de derechos de autor que se encuentran debajo de la imagen, ya que indican quién administra los derechos de autor (y copia) dentro de la obra de arte y los derechos fotográficos dentro de la imagen.

La colección propietaria de la obra de arte puede tener más información en su propio sitio web sobre los usos permitidos y las opciones de licencia de imágenes.

Revise nuestras páginas de orientación que explican cómo puede reutilizar imágenes, cómo acreditar una imagen y cómo encontrar imágenes en el dominio público o con una licencia Creative Commons disponible.


1911 Encyclopædia Britannica / Mathews, Thomas

MATHEWS, THOMAS (1676-1751), almirante británico, hijo del coronel Edward Mathews (muerto en 1700) y nieto materno de Sir Thomas Armstrong (1624-1684), que fue ejecutado por el complot de Rye House, nació en Llandaff Court , Llandaff. Entró en la marina y se convirtió en teniente en 1699, siendo ascendido a capitán en 1703. Durante la corta guerra con España (1718–20) estuvo al mando del “Kent” en la flota de Sir George Byng (Lord Torrington), y de 1722 a 1724 tenía el mando de un pequeño escuadrón enviado a las Indias Orientales para reprimir a los piratas de la costa de Malabar. No vio más servicios hasta marzo de 1741, cuando fue nombrado al mando en el Mediterráneo y plenipotenciario del rey de Cerdeña y las demás cortes de Italia. Es imposible entender por qué fue seleccionado. Como almirante no se distinguía, carecía de la experiencia y el tacto necesarios para sus deberes diplomáticos y estaba en las peores condiciones posibles con su segundo al mando, Richard Lestock (¿1679? -1746). Sin embargo, el propósito por el que fue enviado en su doble capacidad no fue del todo mal realizado. En 1742, Mathews envió un pequeño escuadrón a Nápoles para obligar al rey Carlos III, luego rey de España, a permanecer neutral. Fue comandado por el comodoro, luego almirante, William Martin (1696? -1756), quien se negó a entablar negociaciones y le dio al rey media hora para devolver una respuesta. En junio del mismo año, un escuadrón de galeras españolas, que se había refugiado en la bahía de Saint Tropez, fue incendiado por los fuegos de la flota de Mathews. Mientras tanto, un escuadrón español de acorazados de línea se había refugiado en Toulon, y la flota británica lo vigilaba desde su fondeadero en Hyères. En febrero de 1744 los españoles se hicieron a la mar en compañía de una fuerza francesa. Mathews, que ahora había regresado a su buque insignia, lo siguió, y se celebró un compromiso el 11 de febrero. La batalla fue muy desacreditada para la flota británica y no muy honorable para sus oponentes, pero es de la mayor importancia histórica en la historia de la marina. Marcó el nivel más bajo alcanzado en disciplina, combate y eficiencia por la flota en el siglo XVIII, y tuvo muy mal efecto en la confirmación del pedante sistema de tácticas establecido por las antiguas Instrucciones de Combate. La flota británica siguió al enemigo con vientos suaves el 10 de febrero y se dispersó. Mathews izó la señal para formar la línea, y luego, cuando cayó la noche, para mentir. En ese momento Lestock, que comandaba en la retaguardia, se encontraba a una distancia considerable del cuerpo de la flota, y sin duda debería haberse reunido con su almirante antes de mentirle, pero obedeció la segunda orden, con el resultado, que es imposible no sentir que previó y deseó, que cuando llegó la mañana estaba muy lejos de la bandera de Mathews. El enemigo estaba a una distancia de ataque de la camioneta y el centro de la flota británica, y Mathews atacó su retaguardia. La batalla se libró mal, ya que se preparó mal. Lestock nunca entró en acción. Un acorazado español, el "Poder" (74), fue tomado, pero luego quemado. Varios de los capitanes británicos se portaron muy mal, y Mathews, en un calor de ira confusa, se abalanzó sobre el enemigo fuera de su línea, mientras la señal para mantener la línea seguía volando en la punta de su mástil. Los franceses y los españoles escaparon y no fueron perseguidos por Mathews, aunque tenían una fuerza inferior.

Este aborto naval provocó una profunda indignación en casa, y la batalla dio lugar a más de veinte consejos de guerra y una investigación parlamentaria. Los males que habían invadido la armada se mostraban claramente, y hasta ahora se había hecho algo bueno. Se demostró, por ejemplo, que uno de los capitanes cuyo barco se comportó peor era un hombre de extrema edad que era casi ciego y sordo. Uno de los capitanes estaba tan asustado ante la perspectiva de un juicio que desertó de camino a casa y desapareció en España. Mathews renunció y regresó a casa después de la batalla. Como consecuencia de la solicitud de investigación parlamentaria, Lestock fue llevado a juicio y absuelto por haber obedecido órdenes. Luego, Mathews fue juzgado en 1746 y condenado a ser destituido del servicio porque no solo había fallado en perseguir al enemigo, sino que había puesto en acción a su flota de manera confusa. De hecho, no había esperado a tener su flota en línea con el enemigo antes de atacarlos, y había desordenado su propia línea. Al país en general le pareció extraño que se condenara al almirante que había combatido, mientras que se absolviera al almirante que se había mantenido a distancia. Mathews consideró su condena como el resultado de un mero espíritu de fiesta. La pura pedantería por parte de los oficiales que forman el consejo de guerra ofrece una explicación más satisfactoria. Ellos juzgaron que un oficial naval estaba obligado a no ir más allá de las Instrucciones de Combate como indudablemente lo había hecho Mathews, y por lo tanto lo condenaron. Su decisión tuvo un efecto serio al fijar la regla de que todas las batallas, en cualquier caso contra enemigos de igual o casi igual número, debían librarse en un patrón. Mathews murió el 2 de octubre de 1751 en Londres. Hay un retrato de él en el Painted Hall de Greenwich.

En Beatson's Memorias navales y militares, vol. i., se encontrará un relato justo de la batalla de febrero de 1744. Montagu Burrows lo trata completamente en su Vida de Hawke. La cuenta francesa se puede encontrar en Tronde Batailles Navales de la France. La vista española está en el Vida de Don Josef Navarro de Don Josef de Vargas. La batalla desembocó en una violenta controversia sobre el panfleto. Los cargos y conclusiones en el consejo de guerra tanto de Lestock como de Mathews se publicaron en ese momento. Los juicios menores derivados de la acción se recogen en un folio bajo el título “Copias de todas las Actas y Procedimientos de las distintas Juicios del Capitán George Burrish” (1746). Una "Narrativa" fue publicada por, o para, Lestock en 1744, y contestada por, o en nombre de, Mathews bajo el título "Ad —— l M —— w’s Conduct in the late Engagement Vindicated" en 1745. (D. H.)


Contenido

La Guerra de Sucesión de Austria estalló en 1740, sobre si María Teresa podría heredar el trono de la Monarquía de los Habsburgo. Gran Bretaña apoyó a Austria y el reclamo de María Teresa, mientras que España y Francia apoyaron el reclamo rival de Carlos, elector de Baviera. Gran Bretaña y España habían estado en guerra en las Américas desde 1739, en la Guerra de Jenkins 'Ear. Gran Bretaña y Francia no estaban oficialmente en guerra a principios de 1744, aunque estaban en lados opuestos del conflicto más amplio y Francia estaba planeando en secreto una invasión de Gran Bretaña. [ cita necesaria ]

Thomas Mathews había tenido una carrera sólida pero nada espectacular como capitán naval, llegando a comandar un pequeño escuadrón antes de retirarse de la marina en 1724. Regresó al servicio naval en 1736, pero solo en un rol administrativo en tierra. El estallido de la guerra con España y la inminente amenaza de guerra con Francia llevaron al regreso de Mathews al servicio activo después de años de retiro efectivo, con un ascenso directo a Vicealmirante de la Roja [nota 4] el 13 de marzo de 1741. [16 ] Se le dio el mando de una flota en el Mediterráneo, y con ello un nombramiento como plenipotenciario de Carlos Emmanuel III, rey de Cerdeña (que apoyó el reclamo de María Teresa), y las demás cortes de Italia. [16] La elección de Mathews para el papel fue algo inesperada, ya que no era especialmente distinguido y no había servido en la marina durante varios años. [dieciséis]

El segundo al mando en el Mediterráneo era el contraalmirante Richard Lestock. [nota 4] Mathews conocía a Lestock de su tiempo en Chatham Dockyard, cuando Mathews había sido el Comisionado y Lestock había comandado los barcos de guardia estacionados en el Medway. [16] Los dos no se habían llevado bien, y Lestock esperaba recibir el mando de la flota mediterránea él mismo; había sido comandante en funciones durante varias semanas después de que Nicholas Haddock fuera llamado. [ cita necesaria ] Al recibir el envío del Mediterráneo, Mathews solicitó que Lestock fuera llamado a Gran Bretaña. Lestock también pidió ser reasignado, solicitando en su lugar el mando de la flota de las Indias Occidentales. El Almirantazgo se negó a actuar ante cualquiera de las solicitudes. [dieciséis]

En 1742, Mathews envió un pequeño escuadrón a Nápoles para obligar al rey Carlos, más tarde rey de España, a permanecer neutral en la guerra. Fue comandado por el comodoro William Martin, quien se negó a entablar negociaciones y le dio al rey media hora para devolver una respuesta. Los napolitanos se vieron obligados a aceptar las demandas británicas. [17]

En junio de 1742, un escuadrón de galeras españolas, que se había refugiado en la bahía de Saint-Tropez, fue incendiado por los barcos de fuego de la flota de Mathews. Mientras tanto, un escuadrón español se había refugiado en Toulon y era vigilado por la flota británica desde Hyères. Los británicos iniciaron un bloqueo naval en las afueras de Toulon, permitiendo el paso de los barcos franceses pero impidiendo que los españoles se fueran. [ cita necesaria ]

El 21 de febrero de 1744 [nota 1] los españoles dejaron Toulon y se hicieron a la mar, en compañía de una fuerza francesa. [16] Mathews ordenó a la flota británica que siguiera su curso. [16] La flota franco-española contaba con 27 barcos de línea y tres fragatas, mientras que los británicos tenían 30 barcos de línea y tres fragatas propias. [18] Los barcos británicos eran generalmente más grandes y estaban más fuertemente armados que sus oponentes, llevando más de un 25% más de cañones en total. [18] Ambas flotas se organizaron en los tradicionales tres escuadrones de van, centro y retaguardia, con los españoles formando el escuadrón de retaguardia de la flota aliada. [ cita necesaria ]

Los vientos eran suaves, lo que dificultaba las maniobras y hacía que las flotas se dispersaran. En la noche del 22 de febrero, las flotas comenzaron a acercarse entre sí y a prepararse para la batalla, con Mateo indicando a sus barcos que formaran una línea de batalla. [6] La línea todavía no se había formado correctamente cuando cayó la noche, lo que llevó a Mathews a izar la señal para llegar (detenerse girando hacia el viento), con la intención de que sus barcos primero terminaran de formar la línea. [6] La furgoneta y los escuadrones centrales lo hicieron, pero Lestock, al mando de la retaguardia, obedeció la orden de entrar inmediatamente, sin haber formado la línea. [6]

Al amanecer del 23 de febrero, la retaguardia de la flota británica estaba separada por una distancia considerable de la furgoneta y el centro. [6] Mathews le indicó a Lestock que hiciera más velas, reacio a iniciar el ataque con sus barcos aún desorganizados, pero la lentitud de Lestock para responder hizo que las fuerzas franco-españolas comenzaran a deslizarse hacia el sur. [6] Mathews temía que pudieran escapar de él y pasar por el Estrecho de Gibraltar para unirse a la fuerza francesa reunida en Brest para la planeada invasión de Gran Bretaña. [6]

Sabiendo que su deber era atacar, Mathews izó la señal para atacar al enemigo a bordo de su buque insignia HMS. Namur, y a la una en punto abandonó la línea para atacar la retaguardia española, seguido por el Capitán James Cornewall a bordo del HMS Marlborough. [6] Al hacerlo, la señal para formar la línea de batalla quedó volando. Las dos señales que volaban simultáneamente crearon confusión. Varios comandantes británicos, incluido el capitán Edward Hawke, siguieron el ejemplo de Mathews, pero muchos no lo hicieron. [6] Sus otros comandantes estaban demasiado inseguros o, en el caso de Lestock, supuestamente complacidos de ver a Mathews en dificultades y no querían ayudarlo. [ cita necesaria ]

Muy superados en número y sin apoyo, Namur y Marlborough logró enfrentarse con éxito a sus oponentes en la línea enemiga, pero sufrió daños considerables. [6] En la parte trasera de los barcos atacados, cinco barcos españoles más los siguieron, a cierta distancia debido a la baja velocidad del que estaba adelante: Brillante, San Fernando, Halcón, Soberbio y Santa isabel. Hubo cierto intercambio de disparos entre estos y los barcos líderes de la retaguardia inglesa. La mayoría de los barcos de Lestock en la retaguardia permanecieron inactivos durante la batalla. [ cita necesaria ]

La acción principal se estaba peleando Real felipe, El buque insignia de Navarro. Marlborough cruzó a propósito la línea española, pero sufrió daños tan graves que se consideró que estaba a punto de hundirse. los Hércules, a popa del Real felipe, luchó vigorosamente contra tres barcos británicos. los Constante, inmediatamente delante del buque insignia, repelió el ataque de un buque de línea británico, que fue rápidamente reemplazado por dos más, con los que continuó luchando durante casi tres horas. [ cita necesaria ]

Los barcos franceses se acercaron a las 5 en punto para ayudar a los españoles, una maniobra que algunos de los comandantes británicos interpretaron como un intento de doblar la línea británica y rodearlos. [6] Sin órdenes de Mathews y sin una estructura de mando o instrucciones claras, la línea británica se rompió y comenzó a huir hacia el noroeste. [6] Los españoles, todavía a la defensiva, descuidaron capturar a los indefensos. Marlborough, aunque volvieron a tomar el Poder, que se había rendido previamente a los británicos. [6]

La flota franco-española reanudó entonces su vuelo hacia el suroeste, y no fue hasta el 23 de febrero que los británicos pudieron reagruparse y reanudar la persecución. Alcanzaron de nuevo a la flota enemiga, que se vio obstaculizada por el remolque de barcos dañados y el Poder fue abandonado y hundido por los franceses. [2] A estas alturas, los británicos se habían acercado a unas pocas millas de la flota enemiga, pero Mathews nuevamente hizo una señal para que la flota se recuperara. Al día siguiente, 24 de febrero, la flota franco-española estaba casi fuera de la vista, y Mathews regresó a Hyères, y de allí navegó hasta Port Mahon, donde llegó a principios de marzo. [6]

Tácticamente, la batalla fue indecisa, pero Francia y España obtuvieron importantes avances estratégicos como resultado. La flota franco-española que escapaba pudo entregar tropas y suministros al ejército español en Italia, inclinando decisivamente la guerra allí a su favor. [6] Se crea el almirante español Juan José Navarro Marqués de la Victoria después de su conducción de la batalla. [19] [20] La batalla fue seguida por una declaración de guerra francesa a Gran Bretaña y Hannover en marzo. En mayo, los franceses también declararon la guerra a María Teresa e invadieron los Países Bajos austríacos, habiendo abandonado su plan anterior de invadir Gran Bretaña. [9]

Estas fueron consecuencias significativas, resultantes del fracaso de la flota británica para llevar a cabo una acción decisiva contra un enemigo de menor número. Esto fue ampliamente comentado en Gran Bretaña, lo que llevó a la Cámara de los Comunes a solicitar al rey Jorge II una investigación pública. Esto se llevó a cabo, y una docena de capitanes fueron juzgados por consejo de guerra, siete fueron destituidos por no hacer todo lo posible para enfrentar al enemigo y apoyar a los barcos ya comprometidos, como lo requieren los Artículos de Guerra (dos fueron absueltos, uno murió antes del juicio). [6] Lestock también fue juzgado, pero pudo culpar a Mathews y, con la ayuda de poderosos partidarios del gobierno, fue absuelto y se le ofreció más empleo. [6] Mathews también fue juzgado por consejo de guerra en 1746, acusado de haber puesto en acción a la flota de manera desorganizada, de haber huido del enemigo y de no haber podido llevar al enemigo a la acción cuando las condiciones eran ventajosas. [6] En su defensa se demostró que había luchado con valentía, pero en junio de 1747 el tribunal juzgó que los cargos estaban probados y Mathews fue destituido (despedido del servicio). [6]

Los juicios fueron impopulares entre el público, con una historia de 1758 que declara:

No se pudo persuadir a la nación de que el vicealmirante debería ser exculpado por no luchar y el almirante destituido por luchar. [21]

El proceso de consejo de guerra se vio obstaculizado por la interferencia de políticos y tribunales civiles, por lo que en 1749 el Parlamento enmendó los artículos de guerra de 1661 para mejorar la autonomía de los tribunales navales. También enmendó la sección que decía:

Cada Capitán y todos los demás Oficiales Marineros y Souldiers de cada Barco Frigott o Vessell of War que, en el momento de cualquier pelea o enfrentamiento, se retirarán o se mantendrán atrás o no entrarán en la lucha y se involucrarán y harán todo lo posible para matar y dañar al Enemigo. Pirata o Rebeldes y asistirá y relevará a todos y cada uno de los Buques de Su Majestad por tal delito de cobardía o desafección serán juzgados y sufrirán penas de muerte u otro castigo que las circunstancias del delito lo ameriten y el Tribunal Marcial juzgará conveniente. [22]

En cambio, el artículo XII de los Artículos de guerra de 1749 diría:

Toda Persona de la Flota, que por cobardía, negligencia o desafecto, en el Tiempo de Acción se retirará, o se mantendrá atrás o no entrará en la Lucha o Enfrentamiento, o no hará todo lo posible para tomar o destruir cada Barco que deba Será su Deber comprometer, asistir y relevar a todos y cada uno de los Buques de Su Majestad, o los de sus Aliados, a los que será Su Deber asistir y relevar, cada Persona que así lo ofenda y sea condenada por ello por la Sentencia de un Corte marcial, sufrirá la muerte. [23]


Cresta de la familia Matthews, escudo de armas e historial de nombres

Podemos hacer una investigación genealógica. ¡Descubra la historia exacta de su familia!

San Mateo y el ángel de Rembrandt

Matthews Apellido Significado, origen, historia y etimología
Este es un apellido patronímico / bautismal popular que significa "hijo de Mateo", un antiguo personal bíblico (nombre de pila). Este nombre masculino griego y hebreo fue llevado por uno de los doce apóstoles de Jesucristo, quien también fue el autor del primer evangelio del Nuevo Testamento. Era un recaudador de impuestos también conocido como Levi. El nombre en hebreo es Mattiyahu o Mattathaigh, que significa "regalo de Yayweh", donde Yayweh era el nombre de Dios en la religión judía. El primer nombre se hizo popular en toda Europa y la cristiandad se hizo popular durante la Edad Media, junto con la variante ortográfica Matthias. El diminutivo de la forma reducida del nombre es Matt. El nombre no fue popular en las Islas Británicas hasta después de la invasión normanda, cuando fue traído a casa por los cruzados de Tierra Santa. Otra fuente afirma que fue introducido en Inglaterra por los franceses normandos. La ortografía latina era Matthaeus y la ortografía francesa era Mathieu. La familia galesa de Mathew afirma descender de los príncipes de Cardigan en el siglo XI d.C. De ellos surgieron los Mathews de Upton Gray y Alton, condado de Hantshire, y Stanstead, condado de Sussex. En algunos casos, es una forma americanizada del apellido irlandés (Ulster y Louth) McMahon.

Variaciones ortográficas
Las variantes ortográficas comunes o los nombres con etimologías similares incluyen Matthew, Mathew, Mathews, Mathieson, Matson, Mayo, Matts, Matty, Matthias, Maddy y Madison. Nombres extranjeros similares incluyen Matthes y Matthies (holandés) y Mathys (flamenco). En Europa del Este, el nombre se encuentra como Macieiczyk, Matuš, Mathaus, Matouš, Matoušek y Matušek.

Popularidad y distribución geográfica
El apellido Matthews ocupa el puesto 217 en popularidad en los Estados Unidos según el censo de 2000. El nombre ocupa un lugar particularmente alto en los siguientes cinco estados: Maryland, Carolina del Norte, Delaware, Luisiana y Carolina del Sur. La variante de ortografía Mateo ocupa el puesto 4.972 en el mismo censo.

La frecuencia / frecuencia del apellido Matthews se clasifica de la siguiente manera en las Islas Británicas: Inglaterra (92º), Escocia (312º), Gales (38º), Irlanda (310º) e Irlanda del Norte (208º). En Inglaterra, ocupa el primer lugar en los condados de Wiltshire y Cornwall. En Escocia, el apellido ocupa el primer lugar en Wigtownshire. En Gales, ocupa el primer lugar en el condado de Radnorshire. En Irlanda, ocupa el primer lugar en el condado de Louth. En Irlanda del Norte, ocupa el primer lugar en el condado de Down.

El nombre también está presente en el resto del mundo de habla inglesa: Canadá (268º), Nueva Zelanda (116º), Australia (91º) y Sudáfrica (263º).

El libro de 1890 Homes of Family Names de H.B. Guppy, afirma lo siguiente con respecto a este apellido: Una línea trazada a través de Inglaterra desde Humber hasta Dee marcará el límite norte del área de distribución de estos nombres. Matthews es, con mucho, la forma más frecuente del nombre. Se encuentra en cantidades variables en la mayoría de los condados al sur de esta línea, siendo menos común en la mitad oriental del área y tiene sus hogares principales en la parte occidental en Herefordshire, Gloucestershire, Monmouthshire, Wiltshire y Cornwall. Matthew es principalmente característico de Suffolk. Estos nombres están escasamente representados en el norte de Inglaterra por los Mathison, Mattison y Matson de Yorkshire. Matts es una curiosa contracción que se encuentra en Leicestershire y Rutland. Matheson y Mathieson se encuentran en Escocia, pero en cantidades insignificantes y aparentemente sin una distribución definida ”.

Primeros portadores del apellido
El primer portador conocido de este apellido fue Alan Mathew, quien fue documentado en los Assize Rolls de Cambridge en 1260 d.C. El Poll Tax de Yorkshire en 1379 DC enumera tres portadores de este apellido: Willelmus Matheu, Agnes Mathewe y Ricardus filius Mathei. Los primeros matrimonios que involucraban este apellido fueron Robert Mathewson con Joane Goringe en St. Thomas the Apostle en Londres, Inglaterra en 1559 d.C., así como Christopher Mathews con Ellyn Smith en mayo de 1642 en St. Benet's, Paul's Wharf, Londres, Inglaterra.

Árbol genealógico de Matthews y genealogía de Matthews

Granja Tresunger
wiki: Bob y Anne Powell, SA3.0

Mateo de Tresuner Pennintenny y las islas de Sotavento
George Benvenuto Buckley-Mathew fue un escudero que, en 1835, se casó con Anne, hija y heredera de Henry Hoare de Stourhead y Hester Lyttelton, y más tarde con Rosina Adelaide, hija de J.C. Handley. Tuvo el siguiente problema: Mayor Brownlow Hugh (casado con Annie Wilson), Richard Byam (Teniente de Infantería de Madrás), Greville Charles (Secretario Colonial de Honduras Británica), William Gambier, Monckton Gambier, Ida Euphremia Bertie (casado con Arthur Earle) y Florence Mary Arboleda. Se casó en tercer lugar con la señorita Gerard de Nueva York, Estados Unidos, en 19875. Asumió el apellido Buckley antes que el de Matthew, por licencia real, como heredero de las propiedades de esa familia en la isla de San Cristóbal. Representó a Athlone y Shaftesbury en el parlamento y más tarde fue gobernador de las Bahamas. También sirvió en los Guardias de Coldstream. Los genealogistas galeses ofrecen diferentes linajes de esta familia que desciende de la antigua familia Glamorganshire de Mathew. Algunos afirman que descienden de Gwaethvoed, Príncipe de Cardigan y Gwent, como su progenitor, otros enteros, creen que el linaje o ascendencia se remonta a Yvore, Señor de Torkelyne, en Anglesey, quien acompañó a Einion en ayuda de Justyn ap Gurgant, Príncipe de Glamorgan. Su descendiente fue Mathew Ap Jevan de Brynwith, quien alrededor de 1385 d.C., se casó con Jane, hija y heredera de Sir Jenkyn le Flemyng de Llandaff. Tuvieron juntos el siguiente problema: Sir David de Llandaff y Robert (de Castle Menych). El hijo mayor, Sir David Mathew, era el Gran Abanderado, que fue un líder militar eminente de su época. Se casó con Gwendoline, hija de Sir David Herbert, y tuvo problemas con ella: Reinborn (Lord of Llandaff), Jenkyn, John y Thomas (se casó con Katherine, co-heredera de Morgan ap Jevan de Radyr). Su hijo Jejnkyn Mathew, se casó con Lucía, hija y heredera de William Starkey de Wiltshire, y asumió sus brazos (principalmente, sable, una cigüeña propiamente dicha). Su nieto fue Edmund Mathew, de Dodbroke, Devon, Inglaterra, quien murió en 1524, y de quien descendió la familia de ese lugar, estableciéndose en Pennitenny y Tresunger, en la parroquia de St. Kew y Endellion, Cornwall.

William Mathew de Tresunger Castle, bisnieto de John Matthew, se casó alrededor de 1540 d.C. con Sibylla, hija y heredera de John Roscarrock. Cuando murió sin descendencia masculina, la representación de la familia recayó en su primo, el coronel Abenego Mathew, el vicegobernador de St. Kitts, hijo de William de Pennitenny y nieto de William de Tresunger y Pennitenny. Se casó con Susannah, hija y heredera del coronel Sparrow, y tuvo dos hijos con ella llamados Charles, Thomas y William. Su hijo William se unió a los Guardias de Coldstream y comandó la brigada de Guardias en la expedición de Lord Ormonde a España, y fue nombrado caballero en 1704.

Pentlow Hall

Mateo de Pentloe Hall
El linaje de esta rama del árbol genealógico de Mathew comienza con William Mathew, Esquire, quien en 1787 se casó con Elizabeth Maria, hija de Edward Coldham de Bury St. Edmunds, y tuvo un hijo y sucesor con ella, Edward William Mathew. En 1815, se casó con Charlotte Olivia, hija de Oliver Johnson de Hay House, y tuvo el siguiente problema con ella: William Brose, Henry Coldham (de Pentloe Hall), Edward Fisher Ruggles (1856, se casó con Louisa Ethel Amory y tuvo un hijo llamado Edward Jermyn), Emily Brise (casada con Oliver Johnson), Olivia Elizabeth, Charlotte Thornhill, Margaret Anne y Lucy Freeland.
Henry Coldham Mathew, Esquire de Pentloe Hall, Essex, juez de paz, nació en 1825. Fue capitán de la milicia de East Norfolk y en 1851 se casó con Emily de Vere, segunda hija del reverendo Arthur George Harper Hollingsworth. , y tuvo problemas con ella de la siguiente manera: William Edward Brise De Vere, Henry Arthur Coldham, George De Montfort y Elizabeth Maria. El escudo de armas de Mathew (erróneamente llamado el escudo de la familia de Matthew) está blasonado de la siguiente manera: Azure, tres leones rampantes argent, en un jefe de las últimas tres cruces crosslet sable. Cresta: Una jugada de león erguida sosteniendo un sable crosslet crosslet. Lema Cruce leone fides. Esta familia estaba sentada en Pentloe Hall, Cavendish, Suffolk. Residieron en Lanyer House, Felixstowe, Ipswich.

Otros árboles genealógicos y genealógicos de Matthews
William Matthews nació en Flintshire, Gales en 1530 d.C. Se casó con Katherine Meredith y tuvo problemas con ella, incluido un hijo llamado Thomas. Este Thomas nació en Hanmer, Gales alrededor de 1560. Se casó con Eleanor Maddocks y tuvo un hijo con ella llamado Daniel. Este Daniel Matthews nació en Hanmner, Gales, Reino Unido en 1597 d.C. Se casó con Sarah Benyon y tuvo una hija con ella llamada Katharine.

Tobias Matthew, arzobispo de York, presidente de Oxford, (1546-1628)

Aquí hay otro pedigrí de este apellido familiar:
Madog ap Meurig (Gales alrededor del 1300 d.C.)
Sir Gruffudd Gethyn ap Madog (nacido en Coity, Morgannwg, Cymru alrededor de 1325 d.C.)
Sir Ieuan ap Gruffydd (nacido en el castillo Kibr Bryn, Glamorgan en 1342 d.C.)
Sir Mathew ap Ieuan (nacido en Castell Kibwr Brynwith, Glamorganshire alrededor de 1368). Se casó con Janet Fleming y tuvo el siguiente problema: Dafydd Mathew, Robert Mathew y Morfudd Verch Mathew. Su hijo Robert Lord de Castell-y-Mynach Mathew nació alrededor de 1405 en Wakes. Se casó dos veces y tuvo los siguientes problemas: Morgan Mathew, William Mathew Esquire y William Mathew. Su hijo Morgan nació en Sant-y-Nyll alrededor de 1431. Se casó con Sybilla Kemeyes y tuvo un hijo con ella llamado James, quien nació en 1481. Jame se casó con Amy Bawdrip y tuvo un hijo con ella llamado John. Este John Mathew o Mathews nació en Ross, Herefordshire, Inglaterra alrededor de 1512. Se casó con Eleanor Crofton y tuvo un hijo con ella llamado Tobie. Este Tobie (o Toby) Mathew o Mathews nació en Bristol, Somerset, Inglaterra alrededor de 1544 y fue arzobispo de York. Se casó con Frances Barlow y tuvo dos problemas con ella: Samuel y Samuel Sr. Su hijo, el Capitán Samuel Mathews Sr. nació en Inglaterra en 1583 DC. Se fue a la América colonial donde se casó con Frances Greville y más tarde con Sarah Hinton en Virginia. Tuvo dos hijos: Samuel Jr. y Francis. Su hijo, el gobernador Samuel Mathews Jr., nació en Mathews Manor, Denbigh, Virginia, EE. UU., En 1629. Se casó con la señorita Cole y tuvo un hijo con ella llamado John. Este hijo John nació en Virginia en 1660. Se casó con Elizabeth Tavenor y tuvo dos problemas con ella: Elizabeth (Holloway) y Samuel. Su hijo Samuel nació en Virginia en 1685 y tuvo los siguientes problemas: Mary, Elizabeth (Taliaferro) y María.

Los primeros colonos estadounidenses y del Nuevo Mundo
Se registró que el capitán Samuel Matthews vivía en Virginia (en Plantacon o James Cittie) en febrero de 1623, al igual que un tal Robert Mathews. Ambos subieron a bordo del Southampton en 1622.

George Matthews llegó a Boston, MA a bordo del Elizabeth en julio de 1679.
Thomas Matthews de Chiddicke fue un rebelde convicto que fue enviado a Barbados a finales del siglo XVII.
Edward, hijo de Edward y Hannah Matthews, se bautizó en la parroquia de St. Michael, Barbados, en mayo de 1678.
Edward Matthews fue enterrado en St. Michael's, Barbados, en mayo de 1678.
Rowland Mathew, age 27, came to Barbados aboard the Alejandro in May 1635.
William Mathew, age 30, came to Barbados aboard the Alejandro in May 1635.
Samwell Mathew, age 14, came to Virginia aboard the Elizabeth in August 1636.
Joseph Mathews, age 16, came to Bermuda aboard the Dorst in September 1635.
Roger Mathews, age 28, came to Virginia aboard the Abrahán in 1635.
William Mathews, age 18, came to Virginia aboard the Abrahán in 1635.
Mattson Mathew aboard the Concordia in June 1679.
Whitfeild Mathew came to Virginia aboard the Prosperous in May 1679.
William, son of William Matthewes was buried in St. George’s Parish, Barbados in 1679.

George Mathews, Officer of the Continental Army, Governor of Georgia (1739-1812)

Other early settlers in colonial America bearing this surname who arrived in the eighteenth century include Elizabeth Matthews (Virginia 1714), Elander Matthews (Virginia 1719), Maria Crete Matthews (Pennsylvania 1733), and Jacob Matthews (Georgia 1739).

In Canada, one of the earliest settlers bearing this last name was Bayard Matthews who arrived in Nova Scotia in 1784. In Australia, one of the first bearers was John Matthews, a convict from Devon, England who came aboard the Asia in October of 1824, settling in New South Wales (then a penal colony).
In New Zealand,J. Matthews and R. Matthews came to Kaitaia in 1838 and 1839, respectively.

Early Americans Bearing the Matthews Family Crest
Three reputable sources on American heraldry do not contain blazons for this surname: Charles Bolton’s American Armory (1927), Crozier’s General Armory (1904), and Matthew’s American Armoury (1907) and Bluebook do not contain entries for Matthew, Matthews, or Mathews.

Mottoes
I have identified four Matthews family mottoes:
1) A fyno Duw a fydd (What God willeth will be)
2) Æquam servare mentem (Remember difficult times (?) )
3) Cruce non leone fides (My trust is in the cross, not in the lion)
4) Omne solum viro patria est (Every country is a home for a man)

Henry Matthews, Viscount Llandaff (1826-1913)

Grantees
We have 25 coats of arms for the Matthews surname depicted here. These 25 blazons are from Bernard Burke’s book The General Armory of England, Ireland, and Scotland, which was published in 1848. The bottom of this page contains the blazons, and in many instances contains some historical, geographical, and genealogical about where coat of arms was found and who bore it. People with this last name that bore an Matthews Coat of Arms (or mistakenly called the Matthews Family Crest)
1) Mathew (and Naylor), H.E., of county Cornwall, and Shrub’s Hill and Clanville Lodge, Hampshire, 1819
2) Mathew to Bertie, Bromlow Bertie, of Shrub’s Hill and Clanville Lodge, Hampshire, 1819
3) John (Francis?) Mathew, Member of Parliament for county Hereford (Tipperary?), Viscount Baron Llandaff, 12 October 1783
4) Mathews to Cooke, of Berks, and county Suffolk, 1850

Notables
There are hundreds of notable people with the Matthews surname. This page will mention a handful. Famous people with this last name include: 1) Francis Patrick Matthews (1887-1952) who was the 8 th Supreme Knight of the Knights of Columbus and the Secretary of the Navy from 1949-1951 under the Truman Administration, born in Albion, Nebraska, 2) Joseph Warren Matthews (1812-1862) who was the Governor of Mississippi from 1848-1850, born in Huntsville, Alabama, 3) Michael J. Matthews (1934-2014) who was the mayor of Atlantic City, New Jersey from 1982-1984, who was born in Upland, Pennsylvania, 4) Artie Matthews (1888-1958) who was an American pianist, songwriter, and ragtime composer born in Braidwood, Illinois, 5) Darren Kenneth Matthews (1968) who is a retired English professional wrestler born in Codsall, Staffordshire, who was known as William Regal and Steven Regal, who wrestled in both the WWF and WCW, 6) Michael Scott Matthews (1973) who was a pitcher in Major League Baseball for five different teams between 2000-2005, including the St. Louis Cardinals, born in Woodbridge, Virginia, 7) Victoria Matthews (1954) who is a Canadian Anglican Bishop who served in New Zealand and Polynesia, having been born in Toronto, Ontario, 8) David Mathews (1739-1800) who was the mayor of New York City from 1776-1782 and was a Loyalist during the America Revolution who moved to Nova Scotia after the war and became a politician in Cape Breton, 9) Carole Mathews (1920-2014) who was an American film and TV actress born in Montgomery, Illinois, best known for her role in the show The Californians, and 10) Henry Mason Mathews (1834-1884) who was the 7 th Attorney General and 5 th Governor of West Virginia.

Brigadier General Thomas Mathews, 7th Speaker of Virginia House of Delegates (1742-1812) Francis P. Matthews

Licensing [ edit ]

Dominio público Dominio público falso falso

Este trabajo está en el dominio publico en su país de origen y en otros países y áreas donde el término de derechos de autor es el del autor vida más 100 años o menos.

Este trabajo está en el dominio publico en los Estados Unidos porque se publicó (o se registró en la Oficina de derechos de autor de EE. UU.) antes del 1 de enero de 1926.


Autor

  • G. T. Clark, Limbus Patrum Morganiae et Glamorganiae (1886), 1-37
  • Cardiff Records (1898�) (ed. J. Hobson Matthews), especially vols. iii-iv
  • Morganiae Archaiographia A book of Glamorganshire antiquities (Broadway 1825), by Rice Merrick (ed. J. A. Corbett)
  • The Itinerary in Wales of John Leland in or about the years 1536-1539 (London 1906), by John Leland (ed. L. Toulmin Smith), 19, 21, 26
  • Diccionario Oxford de biografía nacional
  • Among manuscripts in the National Library of Wales cf. Penrice and Margam Manuscripts at the National Library of Wales
  • original correspondence 1564-1600 for letters to and from William Mathew of Radyr between 1575 and 1584
  • Bute Collection at the National Library of Wales, boxes 63, 126, and 132 mainly for the Llandaff branch
  • Plymouth deeds at the National Library of Wales, Aberystwyth, 471, 473, 476 479, 651

The Dictionary of Welsh Biography is provided by The National Library of Wales and the University of Wales Centre for Advanced Welsh and Celtic Studies. It is free to use and does not receive grant support. A donation would help us maintain and improve the site so that we can continue to acknowledge Welsh men and women who have made notable contributions to life in Wales and beyond.


Contenido

The British fire-ship Anne Galley blows up after being hit by a broadside from the 64-gun Spanish warship Hércules.

The outbreak of war with Spain and the imminent threat of war with France during the early stages of the War of the Austrian Succession led to Mathews' return to active service after seven years of effective retirement, with a promotion directly to vice-admiral of the red on 13 March 1741. ⎞] He was given a command in the Mediterranean, and made plenipotentiary to Charles Emmanuel III, king of Sardinia, and the other courts of Italy. ⎞] The appointment was somewhat unexpected, Mathews was not especially distinguished, and had not served in the navy for a number of years. ⎞] His second in command in the Mediterranean was Rear-Admiral Richard Lestock, a man Mathews knew from his time as commissioner at Chatham, when Lestock had commanded the guardships stationed in the Medway. ⎞] The two had not been on good terms, and on receiving the Mediterranean posting, Mathews requested that Lestock be recalled, a request the Admiralty declined to act upon. & # 9118 & # 93

The two men continued their disagreements during their time in the Mediterranean, though Mathews' continued distractions with diplomatic duties meant that they did not break out into an open argument. ⎞] In 1742 Mathews sent a small squadron to Naples to compel King Charles, later the King of Spain, to remain neutral. It was commanded by Commodore William Martin, who refused to enter into negotiations, and gave the king half an hour in which to return an answer. The Neapolitans were forced to agree to the British demands. & # 9119 & # 93

In June 1742 a squadron of Spanish galleys, which had taken refuge in the Bay of Saint Tropez, was burnt by the fire ships of Mathews' fleet. In the meantime a Spanish squadron had taken refuge in Toulon, and was watched by the British fleet from Hyères. On 21 February 1744 (N.S., 10 February O.S.) the Spaniards put to sea in company with a French force. ⎞] Mathews, who had now returned to his flagship, followed, and an engagement took place on 22 and 23 February. & # 9118 & # 93

The fleets had become scattered in the light winds as they approached, and as they began to form up for the battle on 22 February, Mathews signalled for the formation of the line of battle. Ε] The line had still not been formed as night fell, leading Mathews to hoist the signal to come to, intending for his ships to first finish forming the line. Ε] The van and centre squadrons did so, but Lestock, commanding the rear, obeyed the order to come to without having formed the line. By daybreak on 23 February, the rear of the British fleet was separated by a considerable distance from the van and centre. Ε] Mathews signalled for Lestock to make more sail, reluctant to start the attack with his ships still disorganised, but the slowness of Lestock to respond caused the Franco-Spanish force to start to slip away to the south. Ε] Mathews feared that they would escape him and pass through the Straits of Gibraltar to join the French force gathered at Brest for the planned invasion of Britain. & # 917 & # 93

Knowing that his duty was to attack, Mathews hoisted the signal to engage the enemy aboard his flagship HMS Namur, and at one o'clock left the line to attack the Spanish rear, followed by Captain James Cornewall aboard HMS Marlborough. Ε] In doing so, the signal to form the line of battle was left flying. The two signals flying simultaneously created confusion, though a number of British commanders, including Captain Edward Hawke, followed Mathews' example. Ε] Heavily outnumbered and unsupported, with his other commanders either too uncertain, or in the case of Lestock, possibly pleased to see Mathews in difficulty and unwilling to help him, Namur y Marlborough managed to successfully engage their opposite numbers in the enemy line, but suffered considerable damage. Ε] At the rear of the ships being attacked, five more Spanish ships followed, at some distance due to the slow speed of the one ahead: Brillante, San Fernando, Halcon, Soberbio y Santa Isabel. There was some exchange of fire between these and the lead ships of the English rear. Most of Lestock´s ships in the rear remained inactive during the battle. The main action was being fought around Real Felipe, Navarro´s flagship. Marlborough purposefully crossed the Spanish line, but suffered such severe damage that she was deemed to be on the verge of sinking. los Hércules, astern of the Real Felipe, vigorously fought off three British ships, while the Constante, immediately ahead of the flagship, repelled the attack of a British ship-of-the-line, which was promptly replaced by two more, with which she continued to fight for nearly three hours. The French ships came about at 5 o'clock to aid the Spanish, a manoeuvre interpreted by some of the British commanders to be an attempt to double the British line and surround them. Ε] With no orders from Mathews and a lack of clear instructions or command structure, the British line broke, and began to flee to the northwest. Ε] The Spanish, still on the defensive, neglected to capture the defenceless Marlborough, though they did retake the Poder, which had previously surrendered to the British. Ε] The Franco-Spanish fleet then resumed their flight to the southwest, and it was not until 23 February that the British were able to regroup and resume the pursuit. They caught up with the enemy fleet again, which was hampered by towing damaged ships, and the unmanoeuvrable Poder was abandoned and scuttled by the French. ΐ] By now the British had closed to within a few miles of the enemy fleet, but Mathews again signalled for the fleet to come to. The following day, 24 February, the Franco-Spanish fleet was almost out of sight, and Mathews returned to Hyères, and sailed from there to Port Mahon, where he arrived in early March. & # 917 & # 93


Thomas Mathews

Thomas Mathews (1676�) var ein britisk admiral. Mathews gjekk tidleg inn i marinen og vart løytnant i 1699 og kaptein i 1703.

Under den korte kvadrupelalliansekrigen mot Spania (1718-20) kommanderte han slagskipet «Kent» i flåten til George Byng. Han deltok i slaget ved Kapp Passaro i 1718, og vrå 1722 til 1724 kommanderte han ein liten skvadron som vart send til Austindia for å drive bort sjørøvarar ved Malabarkysten. I mars 1741 hamna i Middelhavet og vart utnemnd til admiral, noko som vart sett på som rart sidan han aldri hadde utmerkt seg på noko måte og hadde liten erfaring. I tillegg kom han dårleg overeins med hans nestkommanderande, Richard Lestock. 22. og 23. februar 1744 deltok han i slaget ved Toulon mot franske og spanske skip under den austerrikske arvefølgjekrigen. Slaget vart eit nederlag for britane, sjølv om dei hadde fleire skip. Slaget var likevel viktig for britane fordi det synte at strategiane deira hadde vore ineffektive og dårlege. Fleire av kapteinane, inkludert Mathews og Lestock, vart stilt for krigsrett. Lestock vart frikjend, sjølv om han hamna så langt bak dei andre skipa at han ikkje hadde delteke i slaget, medan Mathews vart frådømd stillinga si.


We print everything to order so delivery times may vary but all unframed prints are despatched within 2-4 days via courier or recorded mail. all framed pictures are despatched within 5-7 days via courier or recorded mail. all canvases are despatched within 5-7 days via courier or recorded mail. all postcards are despatched within 1-3 days. all greetings cards are despatched within 1-3 days.

Due to the coronovirus pandemic y Brexit situation, current shipping times may be longer, particularly for destinations outside the UK.

Delivery to the UK is £5 for an unframed print of any size. £10 for a single framed print. £10 for a single canvas (£5 for our rolled canvases). £1 for a single card, up to £4 for a pack of 16. £1 for a single card, up to £4 for a pack of 16.


Ver el vídeo: Thomas (Noviembre 2022).